<
>

ATLÉTICO | Atlético: grande contra grande, pequeño con pequeño



Ya no es una moda pasajera, es el diagnóstico de esta temporada, sobre todo con Marcelino. El Athletic se ha mostrado como un gigante ante los cuatro aspirantes al título en este tramo final de temporada, y diminuto, casi invisible, ante los que están en la parte inferior de la tabla, hasta el punto de degradar gravemente su imagen.. Los primeros pasos del técnico asturiano en Bilbao, aparte del aperitivo envenenado del Barça en la jornada de la Liga de Reyes, fueron dos partidos en cuatro jornadas ante el Madrid y los propios culé, en la Supercopa, acabaron con grandes victorias. Durante su viaje hasta ayer, García Toral solo perdió la final de Copa, ante Real y Barça, y los partidos del torneo de regularidad ante Koeman y el Atlético, aplazados a enero por el temporal.

Pero en esta travesía, ha sido capaz el equipo de derrotar al cuadro colchonero en San Mamés y someter al Sevilla en el Sánchez Pizjuán (también se le ganó en la primera vuelta in Bilbao), de tal forma que descabalgó a este de la pelea por la Liga. La otra cara de la moneda han sido los partidos contra los equipos de la zona baja. En El Alcoraz, por mucho que el técnico asturiano aprecie que no faltó la ambición, prevaleció el hambre de los locales y el equipo no mostró la actitud adecuada. Diez días después volvió a caer el Athletic, por lo que la justificación de que no perdió casi ningún partido ya no tiene validez y, cuando lo hizo, fue con los grandes barcos de LaLiga.

La colección de tonterías es enorme. De los seis equipos que habitan el Infierno, este Atlético solo pudo vencer al Getafe, al que venció por 5-1 al técnico del Villaviciosa en Bilbao. Eibar, llegado al fondo, Alavés y Valladolid se han arañado un punto durante sus recientes visitas a San Mamés, en partidos muy decepcionantes. Osasuna también firmó un 2-2, aunque en este caso ya estaba en el centro del campo de Primera. Aún le queda cerrar el curso a Martínez Valero ante el Elche. Marcelino tiene peor palmarés que su antecesor: con Garitano se sumaron 21 en 17 jornadas (1,2 de media) y con el asturiano, 25 en 19, o 1,3. Y el gol europeo está en el limbo por cuarta temporada consecutiva. Desde que se fue Valverde. Han pasado Ziganda, Berizzo, Garitano y ahora García Toral y esta lucha parece imposible.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario