<
>

CARRERAS | LAREDO Otro cambio de opinión en Cantabria: el público vuelve a los estadios



La pandemia es, sin duda, impredecible. El criterio del Gobierno de Cantabria para la asistencia de público a los recintos deportivos es casi igual. Esta tarde, apenas una semana después de cerrar las puertas de los estadios y pabellones (verbalmente, ya que la orden nunca se publicó en el Diario Oficial de Cantabria), el ejecutivo cántabro emitió una resolución con la noticia. normativa que se aplicará en la región en todos los aspectos de la vida social en los que Sorprende al permitir la presencia de espectadores al menos en los estadios al aire libre. Concretamente, se puede ocupar el 33% de los asientos, con al menos uno libre para los espectadores más cercanos, con un máximo de 1000. El Club Deportivo Laredo, que ya ha tenido que jugar a puerta cerrada contra el Real Unión (domingo, 18.00 horas), podrá poner 478 hinchas en San Lorenzo, el 33% de las 1.450 localidades de San Lorenzo.

Racing, que tenía más de 3.000 asientos repartidos entre sus suscriptores hace una semana porque con el reglamento en la mano podría poner 4444 espectadores en El Sardinero, Tuvo que jugar a puerta cerrada el pasado domingo contra el Alavés B siguiendo las instrucciones del Director General de Deportes de Cantabria, Mario Iglesias. También los Terceros, en bloque, decidieron paralizar la competición hasta que la audiencia no pueda regresar a sus respectivos estadios. Ahora, al ver que lo que ha publicado el BOC no es lo que se les dijo la semana pasada, es probable que reconsideren la situación.

Sucede En solo cuatro meses, los criterios de El Sardinero, el estadio más grande de la región, han cambiado cinco veces: pasó de jugar Racing a puerta cerrada cuando la Liga se reanude en julio, con mil espectadores en los amistosos del verano, con el 30% de la capacidad, 6666 espectadores, en el debut liguero ante el Portugalete, con el 20%, 4444, en una versión posterior, que se publicó en el BOC pero nunca se implementó, de vuelta a la cámara contra el Alavés B y ahora, de momento, de nuevo mil aficionados vuelven al escenario en las gradas.

Menos afortunados que los equipos de fútbol, ​​rugby o hockey sobre césped, que pueden estar acompañados de algunos de sus seguidores, han los equipos enfrentados en el interior, que seguirán jugando sus partidos a puerta cerrada. Esto afectará al Interminable de la Liga Asobal, a Atlántico Pereda balonmano de la Liga Guerreras Iberdrola, en Textil Santanderina de la Superliga de Voleibol, Balonmano Torrelavega de la División de Honor de Balonmano Plata y Enjutas de Cantabria de la Liga de Baloncesto LEB.

La resolución publicada hoy por el Gobierno de Cantabria tiene otras peculiaridades que son difíciles de entender para los clubes deportivos: Si Laredo, en lugar de un partido de fútbol, ​​tuviera un concierto o capea en San Lorenzo, podría pasar del 30% al 50% de capacidad y vender 250 boletos adicionales. Y si en el Pabellón de La Albericia el Sinfín, en lugar de jugar partidos de balonmano, organizaba una sesión de teatro, circo o cine, podría vender hasta 300 entradas.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario