<
>

Caso Alcàsser: los huesos encontrados el año pasado pertenecen a una de las niñas



El próximo viernes se cumplirán 28 años de los famosos «Caso Alcàsser», que conmocionó al mundo. 13 de noviembre de 1992 Miriam garcia, Desiree Hernandez si Toñi Gómez desaparecieron sin dejar rastro. Luego de 75 días de intensa búsqueda, fueron encontrados muertos en una fosa en el lugar conocido como La Romana, en la localidad valenciana de Tous. Una conmovedora historia que sigue dejando nuevos capítulos.

los 24 de junio de 2019 se han encontrado huesos humanos en el sepulcro donde se habían encontrado los cadáveres de las niñas Alcàsser, se sospechó, por tanto, que podrían haber pertenecido a alguna de ellas. Una vez comparado el perfil genético con el ADN de su padre, el resultado «fue una coincidencia» y el Instituto Nacional de Toxicología y Medicina Forense confirmó que los restos pertenecen a Miriam García, mientras avanzaba Las provincias.

Este instituto envió su informe a Juzgado de Instrucción número 6 de Alzira, cuando una investigación de los hechos atribuidos a Antonio Anglés, quien aún no ha sido encontrado y es uno de los delincuentes más buscados por Interpol por «secuestro, violación, asesinato, entierro de un cuerpo y posesión ilegal de armas». Sin embargo, su hermano Roberto asegura que Antonio está muerto y que él mismo vio cómo la policía le disparó. «Vi como lo mataron frente a mi, y yo estaba a 100 metros detrás de unas piedras … con otra pistola, no lo voy a negar. Quiero decir, si empiezo a disparar, vendrán y me matarán también«, dijo este año durante una entrevista en «Espejo Público».

Posibles cómplices, como Miguel Ricart, quien fue condenado a 170 años de prisión, aunque lanzado en 2013 gracias a la aplicación de Doctrina Parot, que permite la reducción de penas por servicios penitenciarios. Hasta la fecha, ha sido el único condenado por este triple homicidio.

El hallazgo es irrelevante

La Guardia Civil considera que la identificación de los restos óseos no es relevante en este caso porque estos podría haber sido desalojado cuando los cuerpos fueron retirados en 1993 sin que los investigadores los recojan. La prestigiosa ciencia forense de Etxeberria comparte esta teoría porque las lluvias lavaron la tierra y el hecho de que el lugar es un lugar con poca gente habría ayudado a que los restos óseos permanecieran ocultos durante tantos años.

El padre de Miriam, por su parte, cree que alguien se llevó los huesos y regresó para entregarlos con «malas intenciones». «Los investigadores tamizaron el suelo del pozo dos veces. Primero lo hizo la Guardia Civil y luego el Inspector de Policía Ricardo Sánchez realizó otro reconocimiento exhaustivo por orden de Rafael Vera para no dejar rastro ”, dijo en septiembre. Fernando García durante ciertas declaraciones recopiladas por Las provincias. «Estos huesos fueron arrojados allí por alguien. La razón por la que no lo sé, pero no me sorprendería si lo hicieran para volver a poner el caso en la televisión. Ya he tenido suficiente ”, agregó.

Lo cierto es que los restos fueron encontrados gracias a un serie documental creada en Netflix sobre el caso. Después de verla, una pareja decidió ir al lugar y descubrieron los huesos después de cavar un rato hasta encontrarlos.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario