<
>

Curry deja a Zion condenado en la fiesta de superhéroes de Marvel



La NBA lanzó el formato Arena de héroes, una novedad que colorea la retransmisión (opcional) de los imprescindibles de Marvel (Disney es socio prioritario), con momentos divertidos, excelente trabajo visual … y superhéroes en la pista, por supuesto. Fue bien elegido, para la ocasión, los Pelicans-Warriors. Dos equipos de medios y estrellas con superpoderesPocos estilos son tan fáciles de imaginar en un cómic como la prodigiosa fuerza de Zion Williamson o los recursos casi cósmicos de Stephen Curry. Qué prevaleció: Los Warriors ganaron (108-123) fácilmente, demasiado fácilmente si se considera cuántos Pelicans jugaron No parecían un equipo desesperado. Y la verdad es que lo son.

Desesperado … y casi desesperado. Se acaba el tiempo para NOLA, un año más, a punto de salir del jugar en. No lo alcanzaron en la burbuja de Florida, ni están en camino de alcanzarlo en este curso. Ni el cerca parece funcionar, ni tampoco hay opciones siendo décimas de la conferencia. Los de Louisiana tienen 29-36, incapaces de ser consistentes y acercarse al 50% de las victorias. Ahora están a tres juegos de jugar en y tienen a los Spurs, Grizzlies y estos guerreros por delante que se levantan con esa victoria en el octavo lugar y casi se aseguran de jugar el cruce. Con siete juegos para el final, tienen seis en casa y dos contra el pobre Thunder. La cosa parece estar hecha. Hay dos duelos más (el primero de mañana) contra estos mismos pelícanos en los que pueden, de hecho, poner los últimos clavos del ataúd. La NBA se va a quedar, o al menos parece, una vez más sin Zion. jugar en. Pero puede tener, en un juego de todo o nada, una opción Lakers-Warriors, con boletas ahora (eso estaría en el séptimo vs octavo). Esto es para que la Liga, y por supuesto sus socios televisivos, se froten las manos ante este pensamiento.

Los pelícanos tuvieron que competir, es así de simple, y no lo hicieron. El resto es literatura. Vinieron a ganar el pobre Thunder y salva en tiempo extra contra Wolves. Intentando amasar algo como un empujón final. Pero antes del final del primer cuarto, perdieron por 20 (19-39) y fueron paralizado, aterrorizado, por los fragmentos de triples de otra dimensión (¡Marvel!) de Stephen Curry. El baño estaba genial, y ni siquiera una casualidad nos ayudó a ver un hueco: los Pelicans completaron la primera mitad con un devastador 8-0, en menos de 40 segundos. Convirtieron un 46-66 en un 54-66 en el entretiempo y pasaron a tener seis puntos (73-79). Era todo lo que se acercaba a un guerrero muy serio. Con un Wiggins que anotó 26 puntos, 10 seguidos en el último cuarto para evitar cualquier susto final, y la pareja de líderes a pleno rendimiento. Campeón de ADN: Draymond Green terminó con 10 puntos, 13 rebotes, 15 asistencias y 3 robos. Los Warriors tienen marca de 28-1, un número formidable, en los 29 juegos de la carrera del ala-pivote con un triple-doble. Green también ha demostrado que es capaz de defender a Zion mejor que nadie. ¿Kriptonita? Quizás no tanto, pero sí suficiente desgaste para bajar las velocidades del gran motor de los Pelicans (casi el único).

Zion terminó con 32 puntos y 8 rebotes, Números porque su producción sigue siendo muy alta. Pero se quedó en 12/24 disparando, bueno para todos pero no mucho para él, y estamos asistiendo. Si bien Brandon Ingram está lejos de ser su mejor versión, Lonzo Ball tuvo un día oscuro después de su gran juego contra Wolves. (3/18 en tiros, 1/9 3 puntos), los Pelicans se encontraron a merced de un oponente al que aún tenían que vencer. Sólo Hicieron 5 triples, un pírrico de 5/25 que contrasta con el 18/8… de Stephen Curry.

Curry terminó con 41 puntos y 8 asistencias. Su noveno partido de la temporada con al menos 40 puntos, el sexto de los últimos 15 que ha disputado. A un nivel extraordinario, el base armador no solo fue el mejor, sino que casi desde el principio le metió en la cabeza a los Pelicans que no iban a poder vencerlo. Esto es lo que ha convertido a los rivales en un jugador superlativo durante años que va a ser un formidable centro de atracción en un jugar en que los guerreros tienen en la mano … y que los pelícanos solo alcanzarán si hay un milagro. Imposible no, improbable por supuesto.

UTAH JAZZ 110-S. ANTONIO SPURS 99

Triunfo muy cómodo de un Jazz hermético ante los Spurs (110-99) que son décimas del Oeste y tienen la jugar en cerca … pero no seguro. Están en 31-33 y ahora están dos juegos y medio por delante de los Pelicans. Y pueden agradecer la pérdida de los de los Warriors, porque Popovich tiene un calendario muy difícil por delante: otro duelo con los Jazz luego los Blazers, Bucks, Nets, Knicks y un doble enfrentamiento contra algunos Suns que quizás jugarán. primer lugar con, precisamente, el Jazz (47-18 ahora, una ventaja de medio juego para Snyder). Empieza a temblar. DeMar DeRozan (22 puntos, 6 asistencias), Dejounte Murray (15 + 6 rebotes + 5 asistencias) y Rudy Gay (17 + 7) fueron los mejores para un Spurs esposado: En el descanso (60-43), no había hecho un triple y acababa de sumar su primera bandeja pocos minutos antes del descanso. Excelente plan de juego de unos Jazz sin Donovan Mitchell o Mike Conley pero con un gran Rudy Gobert (24 puntos, 15 rebotes) y puntos de Bogdanovic (22), Ingles (13 con 9 asistencias) y Clarkson (16 + 6 + 5).

MEMPHIS GRIZZLIES 104-NY KNICKS 118

Sigue la temporada soñada de los Knicks, que lejos de sentir el agotamiento del calendario, están jugando cada vez mejor. Muy duros, como siempre, y cada vez más brillantes en ataque, los hombres de Thibodeau irrumpieron en Tennessee (104-118) con un gran juego, como siempre, de Julius Randle (28 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias) y una aportación decisiva de Derrick Rose (25 puntos, 11/15 de tiro). Los neoyorquinos tendrán un récord de victorias por primera vez desde 2013: ahora tienen una marca de 37-28 después de sumar 12 victorias en 13 juegos. Una atrocidad. Esta vez ganó por 17 en la segunda parte pero tuvo que sufrir: 96-101 con más de cinco minutos para el final. LLos Grizzlies no consumieron la remontada en un mal día de Ja Morant (8 puntos, 2/14 tiro) y recibió cinco técnicas en 18 segundos, una churro Tiros libres con los que los Knicks evitaron los sustos de última hora. Todavía son cuartos en el Este, ya tres juegos por delante del séptimo, por lo que escapar casi definitivamente de un jugar en Los Grizzlies no se van a deshacer de: 32-33, cuatro derrotas en cinco juegos, ahora noveno en el Oeste.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario