<
>

El Arsenal de Arteta, en caída libre



Perdido en los conflictos internos y la crisis de identidad, El Arsenal, como metáfora de cómo ha sido la entidad en los últimos años, se encuentra actualmente en tierra de nadie en la Premier League. Ocho puntos en cabeza y ocho más en descenso, Los artilleros, con su derrota hoy ante los Wolves, confirma una mala racha que solo puede salir con una buena gestión interna.

El partido también comenzó en un accidente, con Raúl Jiménez que tuvo que retirarse con una conmoción cerebral tras ser aplastado por Daviz Luiz en un córner. El golpe sonó por todo el estadio, y el mexicano estuvo en el terreno de juego durante 10 minutos hasta que salió visiblemente afectado.

Los dos equipos, que también son los menos marcados de la competición, tuvieron muchas dificultades en ataque, y solo el mayor porcentaje de acierto de unos que de otros decidió el resultado. Esta victoria también es histórica, ya que los Wolves no vencían al Arsenal durante 41 años.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario