<
>

El líder de la Liga quiere dominar también en la Europa League



Imprimir

los Real empieza en Croacia un nuevo viaje a la fase de grupos del Liga Europea. Y lo hace lanzado, tras alcanzar Primera gestión el domingo, algo que no había sucedido en más de tres años. Curiosamente, la última vez que fue líder también hizo su debut europeo, y lo hizo con un contundente 4-0 en su contra. Rosenborg, con Eusebio. No estaría de más repetir la historia, trasladando a la competición europea su dulce momento en el torneo nacional (sigue el juego en vivo en As.com).

Para lograrlo, se aventura en un territorio inexplorado. Porque hay pocas referencias al Rijeka croata, más allá de que sea el actual campeón de la Copa de Croacia o que sea uno de los grandes de su país y que en los últimos años habló de su hegemonía con el Dinamo Zagreb. Será mejor que no confíe Imanol de este equipo croata, sólido en defensa y amigo de las transiciones rápidas. También jugarán, curiosamente por el contexto de la pandemia, en un entorno complicado, ya que el estadio del partido es el Estadio Rujevica, un campo de entrenamiento con capacidad para 8.000 espectadores que, con el estándar UEFA, podrá acoger a cerca de 2.500 aficionados, que ya avisan a los ruidosos. El equipo croata ha revelado dos positivos para COVID y otro se les ha sumado en las últimas horas, aunque la identidad de todos no ha trascendido y no son primeras espadas.

De cualquier manera, el Real vuelve a Europa y, como dice el eslogan de su campaña para la anterior, lo están haciendo con un objetivo: «Se lo vamos a poner difícil, prepárate». Este es el desafío. Profundiza más que la última vez, cuando cayeron en el dieciseisavo contra él Salsburgo.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario