<
>

El primer gol del REAL VALLADOLID Pucelano es dejar la hoja en blanco


Dado el desempeño defensivo del Real Valladolid en las primeras seis jornadas en las que encajó nueve goles (1,5 por partido), recibiendo al menos un gol en cada partido, el primer gol de Blanquivioleta Para cimentar la victoria de mañana contra el Alavés, no debemos encajar goles. Esto garantiza al menos un punto y da más opciones para ganar los juegos. De hecho, la temporada pasada el equipo mantuvo la permanencia en el fortaleza defensiva que no existe hoy. No es tanto un problema de los porteros, que podrían haber hecho más en determinados goles, como del sistema defensivo y, sobre todo, de los errores individuales que cuestan muchos puntos en este inicio de campeonato, más allá del hecho que el partido del equipo tampoco vaciló.

Escudo / Bandera del Real Valladolid

Para buscar puntos de optimismo, la temporada pasada, el equipo de la sexta jornada también encajó en todos los partidosHabía encajado siete goles, mientras que ya había ganado en el primer partido al Betis (1-2) y había sumado dos empates más. Al final de la campaña, el Sergio González fue el séptimo equipo menos derrotado, con 43 goles encajados en 38 partidos (1,13 goles por partido), mientras que antes del inicio de esta séptima jornada, los blanquivioletas eran el segundo equipo que más encajaba, nueve goles, con Betis, Valencia y Celta. Solo el Levante, con 10 goles recibidos, tuvo una media peor.

Para no encajar es muy probable que Sergio González intente su quinto par de cruces diferentes: Joaquin y El Yamiq, buscando la fuerza del Almería, al que el equipo echó mucho de menos y con la misión de dar tranquilidad al marroquí que tuvo grandes errores de gol en Huesca.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario