<
>

LAREDO | BARAKALDO La Batalla del Goñi



Miguel y Pablo Goñi son hermanos, gemelos y vecinos de Santander. Ahora uno, Miguel, es central del Club Deportivo Laredo y el otro, Pablo, es delantero centro del Barakaldo. Mañana, a las 18.30 horas, los dos equipos se enfrentarán en San Lorenzo y Manu Calleja y Aitor Larrazabal, entrenadores de Charles y Baraka, respectivamente, dependen de la atractiva apertura de Laredo en su estadio teniendo, además, el Morbilidad adicional del duelo fraterno de los Goñi.

Goñi, de 22 años, sigue viviendo juntos en la casa familiar, en El Alisal, a escasos 500 metros de las instalaciones de La Albericia, y ha jugado en el mismo equipo durante 14 temporadas: dos en el equipo de fútbol sala de su colegio, La Salle, dos en el Benjamín del Bansander y diez campañas en todas las filas de la carrera racinguista. Ambos tuvieron la oportunidad de debutar en el primer equipo, Cuatro partidos para Miguel hace cuatro temporadas, a los 18, con Viadero en segunda B y dos de Miguel, la temporada pasada, en segunda, con José Luis Oltra en el banquillo.

El camino de los dos hermanos se separó, en lo deportivo, hace dos temporadas, cuando el delantero decidió dejar el Racing y probar suerte en el Valenciano Torre Levante y, más tarde, Cayón Sports Club. En Fernando Astobiza se encontró con el olfato que le había caracterizado hasta que pasó a la categoría absoluta y firmó 26 goles con Luis Fernández. Esto le ha valido esta temporada una oferta de Lasesarre. Miguel Goñi, por su parte, sigue jugando en el Racing y juega esta temporada cedido en Laredo tras pasar toda la pretemporada bajo la dirección de Javier Rozada.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario