<
>

NBA Todo está resuelto: dónde jugarán y cuánto cobrarán los 5 españoles



Marc Gasol, Serge Ibaka, Ricky Rubio, Willy Hernangómez y Juancho Hernangómez. Esta es la lista española en la NBA del año pasado y seguirá siendo la misma la próxima temporada. Los cinco españoles tienen una plantilla confirmada para 2020-21, aunque les costará un poco acostumbrarse a verlos con camisetas diferentes. Salvo en el caso de Juancho, que seguirá en Lobos, los otros cuatro cambian de etapa y en varios casos es grande.

Marc Gasol (Los Ángeles Lakers)

Fue el último de los cinco en asegurar su futuro, pero lo hizo con estilo. Marc firma con los actuales campeones y nuevamente candidatos para todo gracias a los fichajes que hicieron (Schroder, Harrell y Mathews). El español se suma a esta lista con un contrato de dos años y algo más de 5 millones. Esto fue caro de lograr, ya que el espacio salarial que tenían los Lakers era insuficiente para hacerle una oferta competitiva frente a la de los Raptors, la otra opción que manejó hasta el último momento. Eventualmente, los Angelinos lograron canjear a JaVale McGee a los Cavs, ganando ese dinero extra para convencer a Marc, quien todavía se va de Canadá ganando menos dinero que si se hubiera quedado allí. Pero el hub quería jugar en Los Ángeles, donde tenía una deuda impaga. Los Lakers fueron el equipo que lo seleccionó en 2007, pero nunca llegó a jugar con ellos porque meses antes de ir a la NBA, transfirieron sus derechos a los Grizzlies para hacerse cargo de su hermano Pau. Ahora, la vida le da la oportunidad de vestirse de morado y dorado a los 35 años y luchar por su segundo anillo con LeBron James y Anthony Davis.

Serge Ibaka (Clippers de Los Ángeles)

Para muchos, es el fichaje de una agencia libre. Los Clippers, que perdieron a Montrezl Harrell y JaMychal Green, están en el proceso de rehacer a lo grande su juego interno con el hispano-congoleño. Ibaka llega a los Clippers en el mejor momento de su carrera, después de haber sido una pieza central las últimas dos temporadas en Toronto, incluida la obtención del título de 2019. Todos contaban con él para terminar como candidato. Pude seguir en Toronto, los Nets sonaban muy alto, incluso estábamos hablando de los Lakers … Finalmente están los Clippers que los ficharon por dos años (el segundo opcional) por 19 millones. Allí conocerá a Kawhi Leonard, director de proyectos y con quien mantiene buenas relaciones. Su buena química con sus compañeros, algo que suele destacar en casa, será muy importante en un vestuario que el año pasado no se quedó atrás. En cuanto al deporte, su papel en la zona defensiva y su evidente mejora en el tiro de ataque de media y larga distancia será fundamental para que la escuadra de Los Ángeles en esta ocasión se desempeñe como un verdadero candidato al ring.

Ricky Rubio (Minnesota Timberwolves)

Ricky protagonizó uno de esos capítulos que define a la perfección lo que es la NBA. En 48 horas estuvo en tres equipos: en los Suns, con los que terminó (y muy bien) la temporada pasada, en el Thunder, al que acudió en el traspaso que trajo a Chris Paul a Arizona, y en el Lobos donde finalmente jugarán. No le benefició que los Suns fueran vistos con opciones de ganar ahora, lo que lo alejó del equipo a favor de Paul, o que el Thunder está en plena reconstrucción, por lo que un veterano como él no pinta. no mucho. Pero las cosas salieron bien, al menos sentimentalmente. Porque Ricky regresa a lo que fue su primera casa en Estados Unidos de 2011 a 2017. El asturiano se adelanta dos años a su contrato en el que ganará 34 millones. Ahora tenemos que ver si esto también es positivo en el deporte, porque Wolves, un equipo que a priori no le importaba a nadie en la lucha por los playoffs, armó algunas piezas interesantes (además de las que ya tenían). y no será fácil hacerlo con minutos. De todos modos, y aunque una de las estrellas es D’Angelo Russell (base), Ricky debería tener muchos minutos. En Phoenix jugó a un nivel notable y su estilo puede complementar la forma de juego más eléctrica e impactante de Russell (quien también puede desempeñar el papel de un escolta).

Willy Hernangómez (Pelicans de Nueva Orleans)

El más grande de Hernangómez consigue un año más en la NBA. Firmó con los Pelicans y ganará 2,5 millones. La carrera de Willy en Estados Unidos no es un lecho de rosas. Llegó a los Knicks en 2016 y en su primer año incluso terminó en el mejor quinteto de novatos del año. Pero a partir de ahí tuvo que sudar tinta para ganar los minutos, tanto en Nueva York como en Charlotte, su anterior franquicia. Entre los Pelicans vivirá, a priori, una situación similar. Se une a un equipo que acaba de firmar un traspaso con el que consiguieron a Steven Adams, quien ha sido el pívot titular del Thunder durante años. Además, también están en la posición cinco con Jason Hayes, número 8 del draft de 2019 que el año pasado ya promedió 16,9 minutos por partido. Willy tendrá que remar de nuevo, aunque sí, el proyecto Pelicans es mucho más motivador que el de los Hornets. Compartirá vestuario con varias de las estrellas jóvenes de la liga (Zion, Ingram, Lonzo) y estará bajo el mando de uno de los nombres más importantes en el banquillo de hoy: Stan Van Gundy. Y juntos, intentarán que Nueva Orleans vuelva a los playoffs de la NBA.

Juancho Hernangómez (Minnesota Timberwolves)

Puede que Juancho no haya tenido muchos minutos en sus cuatro años en la NBA (16,1 de media), pero se ha hecho un nombre y es un jugador muy respetado en la liga por sus características: gran exterior con buenos tres tiros y buena defensa, capaz de jugar hacia adelante y con potencia. Los Lobos, a los que llegó en febrero en un fichaje múltiple, aumentan su confianza al ficharlo por tres años y 21 millones. Los minutos, por cierto, apuntan a aumentar considerablemente: en los 14 partidos que jugó en Minnesota, pasó una media de 29,4 minutos en el campo. Así que Juancho finalmente, después de tres años y medio jugando en Denver, con algunas rachas muy buenas de juego y otras casi sin juego, parece haber encontrado su lugar entre los Wolves. Un equipo al que por el momento no se le pueden exigir grandes retos pero que consiguió reunir a un grupo de jugadores mucho más interesante de lo esperado al final de su temporada en marzo debido a la pandemia: Karl-Anthony Towns, D ‘ Angelo Russell, las renovaciones de Juancho y Malik Beasley, las incorporaciones de Ricky Rubio y Ed Davis, la llegada de Anthony Edwards, número 1 del draft … En definitiva, un proyecto interesante que apenas tiene que empezar a dar frutos en la cancha. . Y lo mejor es que Juancho parece tener un papel bastante importante.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario