<
>

propiedades, beneficios y usos para la belleza


Entre los muchos aceites naturales que podemos usar en el cuidado de nuestra piel, el aceite de almendras dulces es un extraordinario remedio que cuenta con propiedades nutritivas y elastizantes que además son también adecuadas para tratar el cabello. Descubramos ahora todas las propiedades del aceite de almendras así como sus beneficios y de qué modo se puede usar.

Aceite de almendras dulces

El aceite de almendras dulces se produce a partir del prensado en frío de semillas de almendras y ha sido apreciado durante mucho tiempo por sus propiedades cosméticas. Rico en ácidos grasos, fitoesteroles, triglicéridos y alcoholes triterpénicos, el aceite de almendras dulces es uno de los aceites vegetales más utilizados en cosmética, también gracias a su versatilidad y características. Tiene una densidad media y un color claro y límpido y, en algunos casos, también se puede utilizar por vía oral.

Tiene una acción emoliente y nutritiva ideal para tratar las pieles secas, previniendo las arrugas y el envejecimiento cutáneo y nutriendo el cabello seco y dañado.

Gracias a sus propiedades reafirmantes, el aceite de almendras dulces también se utiliza para realizar masajes para mejorar el tono de la piel, combatir la celulitis y prevenir las estrías en el embarazo .

Untado sobre la piel, el aceite de almendras dulces también ayuda a reducir la irritación, la inflamación y la picazón, además de acelerar el proceso de curación de la piel agrietada.

aceites almendras dulces

Aceite de almendras dulces: beneficios para la piel y el cabello

El aceite de almendras puede ser utilizado por todos, incluso en niños y mujeres embarazadas porque no tiene contraindicaciones. Pero veamos en detalle cuáles son los beneficios del aceite de almendras dulces en el cabello y la piel.

Elasticidad y tonificación de la piel

La presencia de las vitaminas A, E y D, junto con los ácidos grasos, hacen que el aceite de almendras sea adecuado para mantener la piel tersa y tonificada . Los beneficios se reportan en poco tiempo y la piel recupera un aspecto compacto y terso. Si tienes la piel seca y madura, el aceite de almendras dulces puede ayudar a suavizar las arrugas del rostro .

Utilizado en el cuerpo, previene la aparición de estrías y la pérdida de tono de los tejidos. El aceite de almendras dulces se recomienda durante el embarazo junto con otros aceites vegetales de características similares, como el aceite de rosa mosqueta o de jojoba .

Reestructurante sobre cabello seco

Si utilizas aceite de almendras dulces sobre el cabello seco, reseco y sin brillo obtendrás un efecto reestructurante y suavizante . El aceite de almendras penetra profundamente, regenerando la fibra capilar , devolviéndole brillo, suavidad y volumen. Este aceite es especialmente indicado para la elaboración de acondicionadores y mascarillas y, además, se recomienda para prevenir y tratar el fenómeno de las puntas abiertas .

También en este caso, es posible combinar el aceite de almendras con otros aceites vegetales útiles para dar salud y belleza al cabello, como el aceite de coco, el aceite de linaza y el aceite de sésamo.

Nutritivo y regenerador

Las sustancias funcionales activas contenidas en el aceite de almendras dulces y sus propiedades aportan muchos beneficios a la piel y al cabello. Especialmente en casos de pieles muy secas, sensibles y maduras, este aceite ejerce una eficaz acción regeneradora, estimulando los tejidos para que se vuelvan elásticos y tonificados.

Luego, combate la deshidratación y protege la piel y el cabello de los daños causados ​​por el sol, el viento, la humedad, etc. Además, devuelve un aspecto sano y brillante a los cabellos sometidos a tratamientos químicos como tintes . Según el tipo de piel y cabello es recomendable combinar el aceite de almendras con aceites esenciales específicos, que potencian sus propiedades y beneficios.

Calmante y emoliente

El aceite de almendras dulces es una auténtica panacea para las pieles irritadas e inflamadas porque tiene importantes propiedades calmantes. En niños también es muy útil en caso de dermatitis y dermatitis del pañal, eespecialmente cuando se combina con ungüentos de caléndula o malva.

Sin embargo, en el caso de quemaduras, es  aconsejable partido este aceite con gel el aloe vera, que es un excelente agente curativo. Para la función calmante se utiliza en la piel, rostro y cuerpo, puro o diluido en cremas u otros aceites vegetales.

Formas de usar en la piel y el cabello

Además de formar parte de las preparaciones caseras, el aceite de almendras se puede utilizar puro en la piel y el cabello . Su consistencia media y versatilidad lo hacen muy adecuado para el uso diario. Simplemente debes extender unas gotas directamente sobre el rostro o el cabello para hidratarlo profundamente. Veamos entonces de qué modo se puede usar este aceite natural.

Contra las estrías

Para prevenir las estrías durante el embarazo, masajea la piel con aceite de almendras dulces varias veces al día. Aunque las estrías afectan principalmente el abdomen y los senos durante el embarazo, otras áreas del cuerpo también pueden tener estrías, así que masajea con aceite de almendras en tus muslos, glúteos y brazos. De la misma forma es posible prevenir la aparición de estrías incluso durante la adolescencia y en caso de cambios bruscos de peso .

Exfoliante facial y corporal

El aceite de almendras es perfecto para hacer exfoliantes faciales y corporales . Mezcla dos cucharadas de azúcar morena con cuatro cucharadas de aceite de almendras dulces y masajea suavemente la piel húmeda de la cara y el cuerpo. Al repetir el tratamiento cada semana, en poco tiempo la piel lucirá más suave y tersa y adquirirá una tez uniforme y saludable.

Para el cuidado de manos y uñas

Para suavizar la piel de las manos y fortalecer las uñas, tan solo debes masajear una cucharadita de aceite de almendras dulces con la adición de una gota de aceite esencial de limón . Al realizar el masaje todas las noches antes de acostarse, la piel recuperará la suavidad, las uñas lucirán más sanas y también evitará la aparición de manchas oscuras en el dorso de las manos.

Para hacer un masaje contra la celulitis

Para un masaje anticelulítico se pueden preparar 50 mililitros de aceite de almendras dulces, 10 gotas de aceite esencial de naranja dulce, 10 gotas de aceite esencial de pomelo y 5 gotas de aceite esencial de limón. Se aplica todos los días, una o dos veces al día, con masajes circulares y procediendo de los tobillos hacia arriba, insistiendo en las almohadillas.

Desmaquillante natural

Para desmaquillar suavemente el rostro y los ojos por la noche, puedes utilizar este aceite, que se aplicará con un algodón para desmaquillar. También puedes hacer un aceite desmaquillante bifásico agregando 20 mililitros de hidrolato de rosa a 20 mililitros de aceite de almendras dulces: antes de usarlo, agita bien para mezclar las dos fases, luego aplícalo en el rostro con un algodón o con una esponja de maquillaje.

Protege tu cabello

Para proteger tu cabello durante la exposición al sol, distribuye este aceite a lo largo del pelo. Para eliminar el aceite de tu cabello, lávate bien con champú.

Piel joven e hidratada

En caso de piel seca, agrietada o arrugada, utiliza unas gotas de este aceite para masajear el rostro. Se necesita muy poco para un efecto emoliente y nutritivo.

Para nutrir y suavizar los labios

Para nutrir y suavizar los labios , agrega media cucharadita de este aceite a una cucharadita de manteca de karité . Trabaja la manteca de karité con una espátula para ablandarla y mezcla bien los dos ingredientes. Transfiera el producto a un frasco pequeño y aplica un velo en tus labios todas las noches.

Cuánto cuesta y dónde comprar

Este producto natural es la base de muchas recetas cosméticas y formulaciones de cremas de belleza. Si quieres comprar aceite puro de almendras, lo encontrarás fácilmente en herbolarios, supermercados o tiendas online especializadas, a un precio asequible. Existen varios formatos, los más habituales son 100, 200 o 250 ml. Un paquete de 250 ml de aceite puro cuesta entre 7 y 20 euros, según el fabricante y la calidad del producto.

Te aconsejamos comprar un producto puro, sin fragancias y prensado en frío, que en la lista de ingredientes solo tenga la presencia de aceite de almendras dulces. Por lo tanto, para estar seguro de que estás comprando aceite de almendras puro, deberás verificar que la lista de ingredientes solo contenga las palabras “aceite de Prunus Amygdalus Dulcis”, es decir, la nomenclatura del aceite de almendras.

Para conservar este aceite, te aconsejamos que lo guardes en un lugar fresco y oscuro, que toques el frasco con las manos siempre limpias y secas para evitar cualquier contaminación. El aceite de almendras dulces es delicado y puede volverse rancio, por lo que respeta la fecha de caducidad y las advertencias descritas en el bote para asegurar su integridad y sus excepcionales efectos beneficiosos.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario