<
>

Real Madrid: un ataque de campeones


El 23 de julio de 2019 algo se rompió para Zidane. Ese día, en un amistoso de pretemporada, Asensio sufrió una grave lesión de rodilla y truncó una de las ideas que tenía el técnico para cimentar su segundo proyecto como técnico blanco: el tridente Asensio-Benzema-Hazard. Esta famosa BBC desde su primera etapa (Bale, Benzema, Cristiano) daría paso a un nuevo trío atacante.

Un año después, Zizou pudo incorporarse a su tridente favorito ante el Huesca y el resultado no pudo ser mejor: 4-1 ante el Huesca. Fue el regreso de Hazard a los once y también la cuarta salida consecutiva de Asensio. Benzema finalmente tiene los dos compañeros que Zidane siempre ha querido para él en los grandes eventos y le agradeció: dos goles.

Foto de Marco Asensio

Hazard dejó una gran sensación (gran gol incluido) y Asensio fue más discreto, aunque dejó buenos detalles que se unen a la buena actuación que logró ante el Borussia en la Champions League. Ahora que el Madrid arriesga su futuro de Champions en el partido de mañana contra el Inter (21:00 h CET en Alfredo di Stéfano), Zizou puede contar entre los tres primeros. El español y el belga ya se han olvidado para siempre de sus problemas físicos, mientras que Benzema ha recuperado su mejor versión.

Fotografía el peligro

El Real Madrid ha enterrado el debate sobre la falta de gol de los delanteros blancos ante el Huesca. Al menos eso lo silenció durante unos días. Hazard volvió a ver el gol 392 días después, Benzema marcó su primer doblete de la temporada y Valverde completó la lista de goleadores con su tercer gol de la temporada. Cuatro goles en total, una recopilación de tantos que el Madrid no alcanzaba en casi nueve meses. Lo hizo por última vez el 9 de febrero, cuando visitó Osasuna. 25 partidos después, el Madrid ha vuelto a pelear.

Foto de Benzema

El equipo de Zidane se ha convertido en un equipo más sólido que agudo en los últimos meses. La clave del éxito en la racha posterior al bloqueo de La Liga 34 fue la seguridad del lateral blanco. El Madrid ha marcado en todos los partidos tras el descanso (en lo que va de temporada ya ha fallado ante Real Sociedad y Cádiz), pero su techo de goles en el mismo partido se ha quedado en los tres goles marcados en los dos primeros compromisos, ante Eibar y Valencia en Di Stéfano. En los siete meses previos al furor del coronavirus, el Madrid ha marcado cuatro o más goles en 6 de los 39 partidos: 4 contra el Granada, 5 contra el Leganés, 6 contra el Galatasaray, 4 contra el Eibar, 4 contra el Zaragoza y los mencionados 4 contra Osasuna.

El Madrid cerró la temporada pasada con menos de 100 goles a favor en todas las competiciones por primera vez en 12 años, aunque con 6 partidos menos mejoraron la media anterior (1,94 goles por partido, contra 1 , 89 del primer ejercicio sin Cristiano). Antes de recibir al Huesca, los 13 goles en 8 partidos han promediado 1,63 goles por partido para el Real Madrid. Con la derrota del Huesca, el índice repuntó hasta el 1,89, como lo hizo hace dos años. Algo que Zidane espera conservar ahora que tiene «su» tridente listo.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario