<
>

REAL VALLADOLID Sergio se verá obligado a cambiar de bando en el Villarreal


A los continuos problemas físicos que debe afrontar el Real Valladolid, se le une esta semana la enésima, personificada en Saidy Janko, que debutó ante el Alavés, y una situación previamente desconocida para Sergio González: la sanción de un jugador, en este caso Nacho, por un desalojo. Esto obligará al técnico catalán a cambiar de bando, la derecha, tras una buena actuación del principiante, y la izquierda, más fija, circunstancial.

La alarma sigue sonando en Zorrilla, a pesar de que Luis Pérez y Ram, relés naturales, sí, están disponibles. Lo hará parecer otra defensa inédita, la enésima en lo que va de temporada, en la que los dos mencionados coincidirán por segunda vez desde el inicio, aunque en la primera, ante el Celta, actuó Carnero frente a Nacho. En la habitación, Sergio lo pasará bien Pablo Hervías, que actuó allí en Valdebebas, o quizás un jugador del filial, gracias a que no juega este fin de semana, tras haber detectado tres puntos positivos en su plantilla.

Escudo / Bandera del Real Valladolid

Precisamente, este problema excluye Vilarrasa, uno de los puntos positivos y que debutó ante el Athletic Club en el Trofeo Ciudad de Valladolid; no así por Sergio lopez, otra opción para el lado derecho. Posiciones para aprovechar promesas, tal vez Miguel Rubio Vuelve a una convocatoria, sobre todo si El Yamiq no acaba de recuperarse, aunque este sábado, como el viernes, estuvo con el resto del grupo. En consecuencia, la defensa volverá a ser circunstancias, aunque el marroquí finalmente llega al Villarreal, ya que Javi Sánchez también sigue lesionado.

A pesar de este problema recurrente, Sergio González podrá reproducir su modelo habitual, o al menos reciente, en cuanto a los perfiles de sus lados. Si tu compañero histórico estuvo formado por Nacho y Moyano, el primero más ofensivo que el segundo, en La Cerámica puedes girar a la derecha, siendo Luis Pérez en el papel de patologías más incisivas que Carnero, aunque a veces actuaba como un extremo. De todos modos, lo que querrá el técnico (como el equipo, el club, la afición …) es que se detenga la hemorragia y pueda sumar por fin la primera victoria de la temporada, cualquiera que sea su nombre.

A los continuos problemas físicos que debe afrontar el Real Valladolid, se le une esta semana la enésima, personificada en Saidy Janko, que debutó ante el Alavés, y una situación previamente desconocida para Sergio González: la sanción de un jugador, en este caso Nacho, por un desalojo. Esto obligará al técnico catalán a cambiar de bando, la derecha, tras una buena actuación del principiante, y la izquierda, más fija, circunstancial.

La alarma sigue sonando en Zorrilla, a pesar de que Luis Pérez y Ram, relés naturales, sí, están disponibles. Lo hará parecer otra defensa inédita, la enésima en lo que va de temporada, en la que los dos mencionados coincidirán por segunda vez desde el inicio, aunque en la primera, ante el Celta, actuó Carnero frente a Nacho. En la habitación, Sergio lo pasará bien Pablo Hervías, que actuó allí en Valdebebas, o quizás un jugador del filial, gracias a que no juega este fin de semana, tras haber detectado tres puntos positivos en su plantilla.

Precisamente, este problema excluye Vilarrasa, uno de los puntos positivos y que debutó ante el Athletic Club en el Trofeo Ciudad de Valladolid; no así por Sergio lopez, otra opción para el lado derecho. Posiciones para aprovechar promesas, tal vez Miguel Rubio Vuelve a una convocatoria, sobre todo si El Yamiq no acaba de recuperarse, aunque este sábado, como el viernes, estuvo con el resto del grupo. En consecuencia, la defensa volverá a ser circunstancias, aunque el marroquí finalmente llega al Villarreal, ya que Javi Sánchez también sigue lesionado.

A pesar de este problema recurrente, Sergio González podrá reproducir su modelo habitual, o al menos reciente, en cuanto a los perfiles de sus lados. Si tu compañero histórico estuvo formado por Nacho y Moyano, el primero más ofensivo que el segundo, en La Cerámica puedes girar a la derecha, siendo Luis Pérez en el papel de patologías más incisivas que Carnero, aunque a veces actuaba como un extremo. De todos modos, lo que querrá el técnico (como el equipo, el club, la afición …) es que se detenga la hemorragia y pueda sumar por fin la primera victoria de la temporada, cualquiera que sea su nombre.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario