<
>

Sabadell y Tenerife quieren subirse al tren permanente



Si bien Sabadell y Tenerife tienen el mismo objetivo para esta final de Liga, el margen de maniobra para los dos es muy diferente.. Los Harlequins necesitarán al menos tres de los cuatro partidos restantes, el primero hoy contra los Islanders, para mantenerse segundos. Esos de RamisSin embargo, vale la pena agregar solo tres puntos más. Si lo hacen en el Nueva Cruz Alta certificarán su permanencia en el fútbol profesional (sigue el juego en vivo en As.com).

El Sabadell juega con poco margen de maniobra y debe ganar los dos próximos partidos. Las sensaciones antes del duelo contra el Tenerife son buenas, acumulan dos victorias seguidas en casa, pero deben ratificarlas con un buen juego. Hidalgo puso mucho énfasis en el aspecto mental, sobre todo en el enfoque, en un partido donde la calidad o habilidad del fútbol puede primar: si llegan por igual a la recta final, ambos tendrán que jugar con los nervios del rival. Y con los de ellos.

Con el equipo prácticamente completo, Álvaro Vázquez está lesionadoAntonio Hidalgo no hará ningún invento. Formarán en el eje de la defensa, Jaime, Ibiza y Grego, en un trío de potencias que contribuyeron a la fuerza de los últimos partidos. Quien ocupará el centro del campo es todavía un extraño, Pues el entrenador Sabadell tiene muchas y variadas piezas. Arriba estará Stoichkov, quien podría estar acompañado por Guruzeta.

Tenerife, por su parte, deberá volver a realizar cambios en el Once. Ya es un hábito porque desde que Ramis aterrizó en la isla en noviembre, nunca ha podido rehacer la alineación. En este caso, La baja sancionada de Alberto le obliga a meter la mano en la defensa donde seguramente Sipcic, con un bonito regalo, y Sergio González, son los centrales.

En el centro del campo, los retardadores de fuego Aitor Sanz y Javi Alonso repetirán en el pivote, mientras Valentín Vada, ausente contra el Almería por cláusula de miedo, volverá al once. Fran Sol, Shashoua y Valera Ellos serán los encargados de engordar la magra estadística goleadora del equipo: un gol en cinco partidos. Un mal del que también sufre Sabadell, que sobrecarga la responsabilidad de Stoichkov en esta faceta.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario